Vivencias

  • Identidad Propia

    Durante toda mi vida, solía rodearme de amigos con quienes sentía que tenía más cosas en común. Siempre me llevé mejor con los hombres, que con las mujeres.

  • Jineologî (ciencia de mujeres): sabiduría para la liberación

    La Jineologî presupone un cambio radical en el modo de leer el universo, en una cosmovisión otra, es un cambio de paradigma. La primera vez que esta palabra aparece en algún tipo de registro es en 2003, en el texto Sociología de la Libertad, de Abdullah Öcalan. Allí, el líder del Movimiento de Liberación Kurdo, se refiere a ella para expresar la necesidad de una ciencia de mujeres como base fundamental para una sociedad libre, igualitaria y democrática, donde el Confederalismo Democrático -sistema social basado en la liberación de los géneros y la ecología-, fuera posible.

    El término Jineologî está compuesto de la palabra kurda "jîn" que significa mujer y proviene de la raíz "jiyan" (vida) y el sufijo "-ologî", que proviene del griego y puede designarse como logos, ciencia, estudio. Por lo cual, podríamos traducir la palabra Jineologî como ciencia de mujeres.

  • Joaquín: guerrillero por amor…

    Caminando por Roncesvalles en el 2013 encontré las huellas de Joaquín, un camarada urbano que había ingresado en el 2007 y que nos dejó imborrables recuerdos. Llegó al campamento con su mochila repleta de libros, su cabeza llena de sueños y su corazón inflado de amor por sus semejantes. La represión lo había obligado a dar el paso a la vida guerrillera.

    Joaco, dirigente estudiantil y destacado cuadro político tomó la decisión...

  • Jovial a pesar de sus años

    Jacobo Arenas fue un hombre admirable, lucido, perseverante, con un amor grande y altruismo por su pueblo.

    Llegué a la sede del Secretariado el 1 de enero de 1983 como cuota del 12 Frente. El camarada Jacobo se encontraba en el patio y saludó al grupo de guerrilleros que acabábamos de pasar el portón de La Caucha. Su saludo fue cálido, de apretón de manos y abrazo incluido a cada uno. Me miró sonriente y dijo: -¡ala! mijita yo a usted la conozco-. Más adelante...

  • La bolchevique enamorada

    La novela “La bolchevique enamorada” nos acerca a las contradicciones en el amor de Vassilissa, una joven bolchevique y Volodya, un atractivo anarquista. Amor y compromiso con el pueblo y la revolución serán los principales temas de este libro, que la crítica literaria ha tildado varias veces de autobiográfico.

     

  • La crónica de Lizeth, escrita por ella misma

    A un año de la muerte física de los once heroicos guerrilleros que cayeron bajo las criminales bombas del imperialismo yanqui y esta cruel oligarquía que no tiene piedad para asesinar a los pobres de mi patria.

    En memoria a Yuribí, el nombre de guerra de mi hermanita, quien desgraciadamente también cayó en el cobarde bombardeo del 11 de octubre de 2011, junto a 10 compañeros más.

  • La desaparición del grupo de género de la Unidad de Víctimas preocupa: investigadoras FIP

    Génica Mazzoldy e Irina Cuesta hablan de la importancia de fortalecer el enfoque de género como política del Estado, en especial para pensar el retorno de las mujeres desplazadas.

    Las mujeres desplazadas que han regresado no tienen condiciones de vida adecuadas para mantenerse en su deseo de retorno.

    De las 7’219.471 personas que se han visto obligadas a desplazarse por la guerra en Colombia, 3’683.242 son mujeres. Representan más de la mitad de víctimas del conflicto armado. Por eso la puesta en marcha de la implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc ha sido una oportunidad para pensar su retorno y reubicación. En ese sentido, el informe “Retornos de mujeres a zonas rurales, recomendaciones de política pública”, que publica la Fundación Ideas para la Paz, es un documento relevante para pensar las prioridades y particularidades que enfrentan las mujeres que se han resistido a perder el arraigo con su territorio. Un tema vigente porque, aunque los desplazamientos individuales han bajado, los destierros masivos vienen creciendo.

    Le puede interesar: Las mujeres de Chimborazo luchan por su tierra

    En 2017, la Oficina de Nacionales Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA) registró 147 desplazamientos masivos que afectaron a cerca de 18.000 colombianos, principalmente en Nariño, Chocó y Putumayo. Y solo en los primeros días del año, la Defensoría del Pueblo alertó sobre el desplazamiento de más de mil personas por enfrentamientos o amenazas en zonas del litoral Pacífico, como Buenaventura y Magüí Payán (Nariño), Bajo Cauca, sur de Córdoba y en los límites entre Boyacá y Casanare.

    Aunque el Acuerdo de Paz alivió un poco la crisis humanitaria que teníamos, se siguen dando nuevas y más víctimas de desplazamiento, la mayoría de ellas mujeres. ¿Cree que la política estatal está preparada para atender el fenómeno?

    Génica Mazzoldy: No. De hecho, la Unidad de Víctimas ha estado trabajando en un nuevo decreto para cambiar el procedimiento de reconocimiento de la medida de indemnización administrativa, que encendió las alarmas de la Comisión de Seguimiento y Monitoreo a la Implementación de la Ley 1448. Esto por no hablar de la baja ejecución presupuestal con la que cuenta la entidad.

    Vea también: Desterradas

    ¿A qué se refiere?

    Un informe de septiembre del año pasado sobre este aspecto, elaborado por su oficina de Control Interno, advierte que existe un nivel medio de ejecución, ya que hasta ese momento se había comprometido el 48,8 % de la apropiación vigente y los pagos realizados equivalían sólo al 39,63 %. Una preocupación que se suma a que en una resolución del 22 de enero la Unidad de Víctimas creó un solo grupo de enfoques diferenciales, acabando con el grupo de mujeres, género e identidades de género diversas que tenía.

    ¿Cuál era la importancia de este grupo?

    Que ese grupo desaparezca va en contra de la realidad del desplazamiento y del impacto que ha tenido sobre las mujeres. Es restarles reconocimiento a los derechos de las mujeres y a lo que implica la transversalización de esta mirada en la política pública.

    ¿Por qué es importante incluir un análisis de las condiciones que necesitan las mujeres que fueron obligadas a desplazarse?

    Porque, por ejemplo, según cifras suministradas por la misma Unidad de Víctimas, las mujeres son jefas de hogar en la mayoría de los hogares de población desplazada que han sido atendidos en procesos de retorno (53 %), de reubicación (55 %) o de reintegración local (57 %). Sin embargo, quienes han regresado no han encontrado las condiciones de vida adecuadas para mantenerse en su deseo de retorno. También están quienes tienen la intención de volver pero que la dinámica de la política pública se convierte en una barrera para su progreso.

    Eso quiere decir que pese a todo las mujeres retornan...

    Irina Cuesta: Sí, con política o sin política, con acompañamiento institucional o no, las mujeres desplazadas vuelven a sus territorios, porque tienen unos sentidos territoriales y de pertenencia que las hacen regresar. Son ellas las que mayoritariamente intentan reconstruir el tejido social, sus casas, sus lazos familiares rotos por la guerra.

    Lea también: Salaminita, el pueblo que renace a paso lento​

    ¿Por qué una mujer retorna?

    I.C.: En las entrevistas y testimonios que hicimos encontramos que ellas no retornan si el Estado les ayuda con el mercado, o si les da pintura para pintar la casa porque se ve muy fea. Ellas retornan por el sentido del territorio que tienen. Fue el caso de las mujeres de El Tigre, en Putumayo, que volvieron pese al desplazamiento, porque su barrio lo habían construido de manera colectiva a finales de los noventa. Ellas insisten en que entre todas pueden crear las condiciones dignas para conservar su permanencia allí.

    Pero se requieren condiciones de seguridad y dignidad mínimas, como ustedes mencionan en el informe...

    G.M.: Claro. Por eso, cuando les ofrecieron pintura para tapar los grafitis que los paramilitares pintaron en sus casas, algunas se negaron. No están buscando un concepto de bienestar estético, sino de dignidad, porque no solo se trata de regresar, sino de una intención de permanecer y quedarse allí. Los principios internacionales dan tres condiciones para que se dé el retorno: una es seguridad, la otra voluntariedad y la tercera es dignidad. Hasta hace unos meses, en la Unidad de Víctimas utilizaban un concepto que abarcaba esto y era el de reparación transformadora, que tiene en cuenta otros elementos en el caso de las mujeres.

    ¿Cómo cuáles?

  • La educación con enfoque de género como herramienta de paz

    El proceso de DDR (Desmovilización, Desarme y Reintegración) de las Farc está acompañado de distintos escenarios de acción que buscan llevar cabo este proceso de una manera exitosa para las y los guerrilleros que hoy están a la espera de varios elementos y derechos adquiridos en el acuerdo de paz. La educación es una de las principales.

    La Resolución 1325 del consejo de seguridad de Naciones Unidas, que recomienda a los Estados garantizar la participación de las mujeres, en condiciones de igualdad, en la prevención y solución de los conflictos y en la consolidación y el mantenimiento de la paz, hace explicita referencia a la importancia de la educación especificamente con enfoque de género para una reincorporación exitosa, sobretodo de las mujeres quienes han estado históricamente sometidas a un modelo patriarcal que las subvalora y las oprime.

    Es desde este escenario donde se puede materializar el empoderamiento de las mujeres que por más de una década pertenecieron en la guerrilla, permitir que se hagan efectivas todas las medidas de género que trae consigo el Acuerdo Final y garantizar en el proceso de pos acuerdo una mirada transversal de las mujeres desde los escenarios públicos y privados.

    En doce Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) se está llevando a cabo un Diplomado en Formador de formadores/as y promotores/as de prevención de violencias basadas en género con el fin de brindar herramientas conceptuales y prácticas a mujeres y hombres ex combatientes acerca de los derechos y las rutas existentes para erradicar estas violencias haciendo énfasis en generar réplicas y estrategias diseñadas por y para ellas y ellos en los escenarios donde viven e interactuan. Este diplomado cuenta con el apoyo de la Embajada de Suecia, la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), la CSIVI, y la Universidad Nacional de Colombia.

    Este escenario de acción ha representado un espacio de aprendizaje y motivación para las mujeres. Heidy, integrante del ETCR Mariana Paéz, Mesetas, siente que estas oportunidades les dan herramientas para su vida cotidiana y política en medio de los múltiples incumplimientos que han tenido por parte del gobierno en estos temas quien prioriza cursos de peluqueria o cocina antes que formación en derechos para las mujeres.

    La validación de la primaria y el bachillerato, este diplomado y otros cursos que se estan dictando en distintas zonas permiten que las mujeres en la realidad puedan ser sujetas de derechos y ser promotoras en la defensa de otros derechos vulnerados a toda la población en el país.

  • La guerrillera en función más antigua de las FARC-EP.

    Entrevista realizada a una de las guerrilleras más antiguas y experimentadas de las FARC-EP. Se trata de la combatiente fariana Eliana González Acosta quien con 42 años de militancia en las filas guerrilleras, nos habla acerca de su historia de vida y lucha, su participación en varios diálogos de paz, el papel de la mujer en la lucha guerrillera, sus años al lado del camarada Raúl Reyes y otros asuntos.

  • La historia de mujeres rebeldes y humildes

    Conocí a Andrea por esas casualidades de la guerra que todos los días se nos dan, acababa de salir de un desembarco desproporcionado en contra de una escuadra de misión especial de la cual ella era responsable y responsable en las FARC-EP significa Comandante. Andrea es una Comandante perteneciente al Bloque Sur.

  • La hora cultural.

    Uno de nuestros espacios para la formación guerrillera.

    Los guerrilleros de las FARC-EP somos revolucionarios convencidos de la teoría marxista leninista y en ella basamos nuestra lucha por un cambio político, social, económico y cultural para nuestro pueblo; es así que vemos la necesidad de prepararnos política y militarmente. Para ello, entre otras actividades, programamos diariamente un espacio al que llamamos hora cultural.

  • La mujer de Mujica, tan grande como él

    La imagen es tan bella que acaricia lo sublime. Dos viejos caminan despacio, sin prisa, hacia el centro de abastos de Rincón del Río, provincia de Montevideo. Lucía de 70 años conduce con su mano a su esposo Pepe que acaba de cumplir 80. Ella es quien elige el camino al andar. Llegan a hacer las compras de la semana donde nunca puede faltar la alfalfa, abono de flores y la hierba para el mate de los dos. La misma escena se ha repetido casi que sagradamente durante todos los sábados de los últimos 40 años que llevan de amores inmarcesibles. 

  • La navidad en la guerrilla

    En esta temporada  del año muchas de las familias colombianas comparten una amalgama de sentimientos propios del ambiente que transmiten las celebraciones decembrinas.  Alegría, regocijo y demás sensaciones, son el corolario del encuentro en familia y con los seres queridos.

    Pese a que  nosotros no somos religiosos practicantes, sí conservamos y respetamos las costumbres de nuestro pueblo ya que el  compromiso revolucionario  también se combina con el sentir de las tradiciones:

  • La Paz es nuestro mandato

    14536524 376385829416957 981722196 oLas Sabanas del Yari, en las llanuras Colombianas, han sido testigas de muchos capítulos de la guerra: el desplazamiento que llevó a esas tierras la colonización, la guerra de la desprotección y abandono estatal frente a las necesidades básicas y, por supuesto, la de los enormes operativos militares y paramilitares que oscurecieron muchos atardeceres.

    El mundo no conocía de la existencia de estos extraordinarios paisajes, habitados por comunidades que a pulso han edificado una organizada región, hasta que, en el marco del proceso de Paz adelantado en La Habana, se iniciaron actividades en distintas regiones del país, lo que mostró el rostro de esa verdadera Colombia, protagonista del conflicto y germen de La Paz.

    Este escenario fue escogido para realizar el evento máximo de dirección, planeamiento y toma de decisiones estratégicas de Las FARC-EP, la conferencia nacional guerrillera que en esta ocasión tenía su mandato más trascendental en 52 años de existencia.

    Los resultados políticos de las deliberaciones de las delegadas y delegados, que desde todas las unidades guerrilleras fueron convocados, dieron un contundente respaldo al trabajo realizado por la Delegación de Paz y, de manera unánime, refrendaron el Acuerdo Final con los 6 puntos componentes de la agenda de conversaciones.

    Fue un fortalecedor encuentro de militantes, mujeres y hombres comprometidos con la solución política como una de las principales banderas que históricamente enarbolamos, y dispuestos a hacer de este paso un salto en nuestro proyecto como partido.

    Pero también fue un encuentro fraternal, de experiencias, anhelos y sonrisas. Ver las profundidades sabaneras con sus soles naranjas y sus lunas perfectas nos llevo a ver también hacia el futuro, un futuro de enormes retos colectivos, pero también un futuro en el que las aspiraciones individuales toman un carácter importante.

    De manera colectiva, la tarea inmediata será la implementación de los acuerdos que tendrá nuestra completa disposición, pero que dependerá sobretodo de las mayorías hasta ahora excluidas de los destinos del país. En este sentido, fue reiterado el enfoque de género transversalizado en los acuerdos, como uno de los mayores logros alcanzados por las mujeres colombianas en muchos años, como la oportunidad de avanzar en sus reivindicaciones y, para las mujeres farianas, como nuestra oportunidad de aportar en ese avance a partir de las construcciones y visiones propias que como sujetas políticas hemos adquirido.

    Dijo una amiga extranjera al llegar a la zona de la conferencia que nunca en su vida había visto tanto cielo. De seguro, muchas de las cosas vividas allí eran no solo desconocidas sino impensables para quienes tenían una sola versión de la historia.

    Debajo de ese cielo infinito, ha iniciado una nueva etapa, un nuevo reto sellado con un aplauso de aprobación y que para las mujeres participantes que representamos el 34% de dichos aplausos, significa un pacto con las campesinas, desplazadas, obreras, indigenas, negras, defensoras de DH, estudiantes y diversidad sexual, que serán las hacedoras de Paz.

    Hemos refrendado los acuerdos de La Habana, y hoy reiteramos nuestro mandato y compromiso.

  • La paz la encontramos en la montaña y sus colores

    Inti Maleywa es una joven guerrillera, que ha entremezclado sus convicciones, sus luchas, con el color y la expresividad de la naturaleza que acoge sus pasos de revolucionaria en las selvas colombianas.

  • La revista Time nombra 'Persona del año' a las mujeres que han ayudado a visibilizar el acoso sexual

    Pero todo eso está cambiando gracias a mujeres valientes que, en 2017, decidieron hablar y pedir a todas las que hubieran vivido un episodio así que también alzaran la voz. Todas ellas han sido nombradas ‘Persona del año’ por la prestigiosa revista Time, una elección que ha colocado en su portada a seis de las primeras mujeres que abrieron esa puerta que llevaba tantos años cerrada a cal y canto.

    La actriz Ashley Judd, una de las primeras en denunciar los abusos del poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein, la cantante Tylor Swift, que denunció verbal y legalmente al locutor de radio David Mueller por manosearla en una entrevista en 2013. También la ingeniera y ex empleada de Uber, Susan Fowler, que puso sobre la mesa las insinuaciones sexuales del director de la compañía a ella y a otras tantas compañeras, la lobista Adama Iwu, representante de 147 mujeres que trabajan en política en California y que contaron que todas habían sufrido acoso sexual por parte de jefes y compañeros durante años.  http://www.codigonuevo.com/la-revista-time-nombra-persona-del-ano-a-todas-las-mujeres-que-han-ayudado-a-visibilizar-el-acoso-sexual/

  • La solución sueca para la prostitución: ¿Por qué nadie intentó esto antes?

    En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    En un mar de siglos de clichés desesperados porque ‘siempre habrá prostitución’, el éxito de un país sobresale como un faro solitario que ilumina el camino. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a las prostitución. En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    Adicionalmente, es nula la cantidad de mujeres extranjeras que ahora están siendo traficadas a Suecia para comercio sexual. El gobierno sueco estima que en los últimos años sólo entre 200 y 400 mujeres y niñas han sido traficadas cada año hacia este país, cifras que no son tan significativas en comparación con las 15,000 a 17,000 mujeres traficadas anualmente hacia la vecina Finlandia. Ningún otro país y ningún otro experimento social siquiera se acercan a los prometedores resultados que están siendo observados en Suecia.

    ¿Cuál compleja fórmula ha utilizado Suecia para lograr esta proeza? Sorprendentemente, su estrategia no es en absoluto compleja. De hecho, los principios de ésta parecen tan simples y anclados con tal firmeza en el sentido común que de inmediato nos llevan a preguntar: “¿Por qué nadie intentó esto antes?”

    La trascendental legislación sueca de 1999

    En 1999, luego de años de investigación y estudios, Suecia aprobó una ley que: a) penaliza la compra de servicios sexuales y b) despenaliza la venta de dichos servicios. La novedosa lógica detrás de esta legislación se estipula claramente en la literatura del gobierno sobre la ley:

    LEER MAS--- http://kaosenlared.net/la-solucion-sueca-para-la-prostitucion-por-que-nadie-intento-esto-antes/

  • La tristeza de Colombia en el río Naya

    El bajo Naya está compuesto por pequeñas veredas desde Puerto Merizalde, La Concepción, San Francisco, Cascajito y Guadualito, La Bartola, Dos Quebradas, Redondito, Juan Núñez, Juan Santos, San Lorenzo, Las Pavas; lo habitan mestizos, mulatos, zambos, afrodescendientes, y una pequeña comunidad indígena, la cual no existe para el gobierno colombiano. Es allí donde la presencia del Estado solo se conoce en tiempos electorales, a través de un tarjetón o a través del terrorismo de estado, como ocurrió en el 2001 con la masacre a manos de los paramilitares en esa región.

  • La última navidad y llegada del año nuevo en la guerrilla

    guerrilleras.jpg

    Al volver a nuestro hogar, las montañas de Colombia, después de cuatro largos años en La Habana lejos de mi familia fariana me oprime el pecho de la emoción.
  • Las guerrilleras farianas opinan

    “Las guerrilleras farianas opinan”, es una serie de videos cortos, que rescata sus opiniones y posiciones sobre diversos temas, expresados en el documental de Vilma Khalo en Rosas y Fusiles. En especial los relacionados con la mujer y sobre la justicia social que necesita nuestro pueblo.

    Invitamos a todos y todas a verlos y difundirlos.