Vivencias

  • La navidad en la guerrilla

    En esta temporada  del año muchas de las familias colombianas comparten una amalgama de sentimientos propios del ambiente que transmiten las celebraciones decembrinas.  Alegría, regocijo y demás sensaciones, son el corolario del encuentro en familia y con los seres queridos.

    Pese a que  nosotros no somos religiosos practicantes, sí conservamos y respetamos las costumbres de nuestro pueblo ya que el  compromiso revolucionario  también se combina con el sentir de las tradiciones:

  • La Paz es nuestro mandato

    14536524 376385829416957 981722196 oLas Sabanas del Yari, en las llanuras Colombianas, han sido testigas de muchos capítulos de la guerra: el desplazamiento que llevó a esas tierras la colonización, la guerra de la desprotección y abandono estatal frente a las necesidades básicas y, por supuesto, la de los enormes operativos militares y paramilitares que oscurecieron muchos atardeceres.

    El mundo no conocía de la existencia de estos extraordinarios paisajes, habitados por comunidades que a pulso han edificado una organizada región, hasta que, en el marco del proceso de Paz adelantado en La Habana, se iniciaron actividades en distintas regiones del país, lo que mostró el rostro de esa verdadera Colombia, protagonista del conflicto y germen de La Paz.

    Este escenario fue escogido para realizar el evento máximo de dirección, planeamiento y toma de decisiones estratégicas de Las FARC-EP, la conferencia nacional guerrillera que en esta ocasión tenía su mandato más trascendental en 52 años de existencia.

    Los resultados políticos de las deliberaciones de las delegadas y delegados, que desde todas las unidades guerrilleras fueron convocados, dieron un contundente respaldo al trabajo realizado por la Delegación de Paz y, de manera unánime, refrendaron el Acuerdo Final con los 6 puntos componentes de la agenda de conversaciones.

    Fue un fortalecedor encuentro de militantes, mujeres y hombres comprometidos con la solución política como una de las principales banderas que históricamente enarbolamos, y dispuestos a hacer de este paso un salto en nuestro proyecto como partido.

    Pero también fue un encuentro fraternal, de experiencias, anhelos y sonrisas. Ver las profundidades sabaneras con sus soles naranjas y sus lunas perfectas nos llevo a ver también hacia el futuro, un futuro de enormes retos colectivos, pero también un futuro en el que las aspiraciones individuales toman un carácter importante.

    De manera colectiva, la tarea inmediata será la implementación de los acuerdos que tendrá nuestra completa disposición, pero que dependerá sobretodo de las mayorías hasta ahora excluidas de los destinos del país. En este sentido, fue reiterado el enfoque de género transversalizado en los acuerdos, como uno de los mayores logros alcanzados por las mujeres colombianas en muchos años, como la oportunidad de avanzar en sus reivindicaciones y, para las mujeres farianas, como nuestra oportunidad de aportar en ese avance a partir de las construcciones y visiones propias que como sujetas políticas hemos adquirido.

    Dijo una amiga extranjera al llegar a la zona de la conferencia que nunca en su vida había visto tanto cielo. De seguro, muchas de las cosas vividas allí eran no solo desconocidas sino impensables para quienes tenían una sola versión de la historia.

    Debajo de ese cielo infinito, ha iniciado una nueva etapa, un nuevo reto sellado con un aplauso de aprobación y que para las mujeres participantes que representamos el 34% de dichos aplausos, significa un pacto con las campesinas, desplazadas, obreras, indigenas, negras, defensoras de DH, estudiantes y diversidad sexual, que serán las hacedoras de Paz.

    Hemos refrendado los acuerdos de La Habana, y hoy reiteramos nuestro mandato y compromiso.

  • La paz la encontramos en la montaña y sus colores

    Inti Maleywa es una joven guerrillera, que ha entremezclado sus convicciones, sus luchas, con el color y la expresividad de la naturaleza que acoge sus pasos de revolucionaria en las selvas colombianas.

  • La tristeza de Colombia en el río Naya

    El bajo Naya está compuesto por pequeñas veredas desde Puerto Merizalde, La Concepción, San Francisco, Cascajito y Guadualito, La Bartola, Dos Quebradas, Redondito, Juan Núñez, Juan Santos, San Lorenzo, Las Pavas; lo habitan mestizos, mulatos, zambos, afrodescendientes, y una pequeña comunidad indígena, la cual no existe para el gobierno colombiano. Es allí donde la presencia del Estado solo se conoce en tiempos electorales, a través de un tarjetón o a través del terrorismo de estado, como ocurrió en el 2001 con la masacre a manos de los paramilitares en esa región.

  • La última navidad y llegada del año nuevo en la guerrilla

    guerrilleras.jpg

    Al volver a nuestro hogar, las montañas de Colombia, después de cuatro largos años en La Habana lejos de mi familia fariana me oprime el pecho de la emoción.
  • Las guerrilleras farianas opinan

    “Las guerrilleras farianas opinan”, es una serie de videos cortos, que rescata sus opiniones y posiciones sobre diversos temas, expresados en el documental de Vilma Khalo en Rosas y Fusiles. En especial los relacionados con la mujer y sobre la justicia social que necesita nuestro pueblo.

    Invitamos a todos y todas a verlos y difundirlos.

  • Las Mujeres de las Farc y el Twitter

    Presentamos este artículo de Kathy Porto Fadul, que muestra parte del trabajo de las mujeres de las FARC-EP en las redes sociales, contada de manera amena, refleja los distintos estilos y formas de transmitir sus mensajes especialmente a través del Twitter.

  • Marujita al fin salió de su casa

    Son las 5:40 de la mañana, estamos a pocas horas de iniciar el ciclo 40 (agosto/2015), de las conversaciones de Paz en la Habana-Cuba. Mientras saboreo un café recién colado, se acerca una de mis compañeras y en voz muy baja me susurra al oído: -la jornada de hoy va a ser muy especial.

    Reflexiono un poco y entiendo el porqué de su nerviosismo: Hoy, por primera vez, ella estará frente a frente con los militares, a quienes ya no ve como enemigos sino como interlocutores en la construcción de soluciones

  • Mi primera experiencia en El Orejón (II)

    Después de haber permanecido  varios días en La Habana, Cuba, que por cierto llenaron mi vida de una rica experiencia, no solo por haber tenido la oportunidad de conocer en persona a la mayoría de nuestra dirigencia, sino por conocer ese hermoso país y ese pueblo que es ejemplo de  dignidad y resistencia, volvimos al terreno donde se adelantaría el Proyecto Piloto.

    En el nuevo retorno a El Orejón, en Briceño, Antioquia, después de un largo viaje con destino al  aeropuerto de Caucasia, nos llevaron a un  sitio.

  • Mis recuerdos…

    Recuerdo cuando era niña, mi madrecita siempre estuvo pendiente de sus hijos, como buena campesina, dueña de hogar, ama de casa.

  • Nació una molestosa

    Me la encontré en un oscuro salón de universidad. Yo en mis ansias de hacer, ella en sus ansias de continuar. La felicidad que me inspiro encontrarla no tiene dimensiones. La vi como siempre morada y mirando fijo a los ojos.

  • Nathalie Mistral, la guerrillera francesa de las FARC

    Conocida en las FARC como “Nathalie Mistral”, esta francesa dejó su empleo de trabajadora social en Montpellier, al sur de Francia, para dedicarse a la lucha armada en el Choco, departamento del Pacífico colombiano. ¿Por qué una francesa se enrola en pleno siglo XXI en la guerrilla más antigua de América?

    RFI difunde las declaraciones de esta ciudadana francesa de Montpellier que habla por primera vez a un medio sobre su experiencia como guerrilla de las FARC. Su nombre de combatiente es “Nathalie Mistral”.

    Nacida en una familia de obreros, fue trabajadora social, sindicalista y comunista antes de partir de Francia para unirse a la lucha revolucionaria en América.

    Primero estuvo con los zapatistas en México y luego con los guerrilleros de las FARC en el departamento del Choco.

    En una larga conversación con la periodista danesa Lise Hermann, esta guerrillera francesa explicó los motivos de su entrada a las FARC pero también lo que piensa hacer cuando se firmen los acuerdos de paz.

    Escuche fragmentos de esa entrevista en este programa que contó también con la participación de Alexandra Pineda, jefa del servicio en español de RFI.

     

  • No cambiaremos el fusil por la escoba

    “Las mujeres de las FARC hemos sido por muchos años obreras de la revolución, obreras de la vida y obreras de la esperanza”

  • No es de locas...y si es de locas, ¿qué?

    Cuenta la Historia que las mujeres eran diagnosticadas como “histéricas” cuando alzaban la voz reclamando sus derechos, cuando se revelaban ante alguna expresión de violencia, cuando hablaban de temas poco “decentes”, o sea, cuando tenían algún comportamiento por fuera del que la sociedad les había impuesto.

  • Otro año terminó

    Terminó otro año pero este es particular para el pueblo colombiano, lo finalizamos con la gran esperanza que sea un año completamente diferente en lo que a paz se refiere.

    El anhelo de cada colombiano que ha padecido la guerra desde 1948, por no ir más atrás, es la inspiración que nos motiva a guerrilleras y guerrilleros de las FARC-EP a mantener las banderas en alto, siendo también víctimas de las más violentas arremetidas militarista que se haya

  • Paramilitarismo en el Valle del Cauca, 16 años después…

    Era un sábado, el 31 de junio de 1999. En su recorrido hacia el corregimiento de La Moralia, municipio de Tuluá, los paramilitares capturaron a 'El Flaco’, quien se convirtió en su informante y quien les señaló a sus primeras víctimas: Orlando Urrea y su hija Sandra Patricia. En Monteloro fueron asesinados los líderes comunales Jorge Iván Palacios, Rodrigo Arcos Ceylán, Noralba Gaviria Piedrahíta, Gustavo Mejía Gallego y Jesús Antonio Acosta Oyola. 16 años después, continúa en la más absoluta impunidad la masacre paramilitar, en el centro del...

  • Persépolis

    Durante la década de los 70 el medio oriente fue sede de varias revoluciones que lo llevaron a ser lo que es hoy: una región dominada por el islamismo. Ante este cambio social y cultural que ocurrió en la ciudad de Terán, en Irán, Marjane Satrapi relata una historia de transición, en donde la protagonista y el cambio socio-cultural ocurren a la par, lo cual deja marcada a la protagonista por el resto de su vida.

     

  • Reflexiones desde el taller de género

    nasEn el marco del primer taller de género de las FARC EP hicimos un ejercicio en el que imaginamos que momentos de la historia pudieron haberse contado distinto para cambiar la relación entre hombres y mujeres y hacerla más equitativa, aqui dos ejemplos:
  • Respuestas desde el exilio...

    Desde una esquina del mundo

    Nos tocó muy duro, salir del país en medio de la muerte de mi marido, de tanta matazón, fue duro. Yo solo tenía un hijo y con la ropita alcancé a llegar a la embajada, fue en lo que me insistió mi familia, después de durar 3 meses escondida. Desde hace más de 20 años vivo fuera del país. ¿Una opción? quizás, pero no es fácil. Nadie entiende que aprender un idioma, acostumbrarse a la comida, al frío, a la cultura, a los gestos, a la exclusión y también la inclusión no es sencillo.

    read in english

  • Siguen firmes

    Los viejos guerreros y guerreras, sí, los del 4º, 37, 20, 33, de la Eduardo Mahecha del 24 y todos y todas quienes han luchado de manera incansable por un futuro mejor, estaban ahí. Fue inmensa la alegría, encontrarles, como siempre, formando y educando a las nuevas generaciones. Recibían al amigo y compañero, a su comandante, a Pastor Alape y a quienes llegamos al Bloque Magdalena Medio, a la pedagogía de paz,  el 3 de marzo pasado. También los campesinos de esa zona que con gran expectativa y admiración veían llegar un helicóptero no para lanzar bombas de terror si no para llevar un mensaje de paz.