Vivencias

  • Bolero falaz

    La semana pasada, el periódico El Tiempo publicó la historia de Betsy Bermúdez, una mujer de 27 años que, desde los siete, fue abusada y luego violada repetidas veces por su padre.

  • Camarada Efraín Guzmán

    De origen campesino, empuñó las armas cuando apenas era un muchacho y abrazó la lucha por una Colombia Nueva en paz y con justicia social. En compañía de los marquetalianos ayudó a escribir páginas enteras de la historia de Colombia y la formación de nuestro ejército revolucionario: las FARC-EP.

    Escucharlo inspiraba confianza, compartía experiencia adquirida en la confrontación y con mucha humildad y sencillez, contaba para que

  • Carta con nostalgia y esperanza

    Hay cartas que se escriben con la certeza de que jamás serán leídas por la persona a quien va dirigida, esta es una de ellas. No obstante la escribo solamente para traer al presente tus reflexiones y pronósticos de hace más de 5 años. Aquí estoy, en La Habana, en el proceso de paz del cual tú hablabas con tanta seguridad; como tú decías, se daría en algún momento de la vida política nacional y del desarrollo del proceso revolucionario.

    Tenías razón de nuevo, se está realizando en el exterior. Recuerdo que

  • Carta de una hija a su madre guerrillera

    Hola mami: No sé cuándo llegará esta nota a tus manos, pero quiero que sepas que eres la mejor mamá del mundo, la persona que más quiero, la persona por la cual al levantarme le doy gracias a DIOS por haberla puesto a mi lado, por dármela de mamá, esa persona tan maravillosa como eres tú, porque sé que aunque no te tengo, te reconstruyo con los pocos recuerdos que tengo de ti.

  • Comandante fariana: “Los acuerdos tienen impronta de mujer”


    otra asUna paz integral es aquella en la que las mujeres son protagonistas.

    Entrevista a Isabela San Roque comandante de las FARC-EP  Por, Helena Penagos, del Semanario Voz.

    "Es una tarde soleada en algún lugar de los llanos del Yarí, y estoy allí solamente con la idea de encontrarme con la comandante Isabela San Roque y conversar de todos los temas posibles. ¿Por qué Isabela? Por su participación en las negociaciones de La Habana como parte de la delegación de paz de esa guerrilla en la Subcomisión de Género. Quería saber la perspectiva de una persona que trabajó en suelo cubano y que hoy está en las selvas colombianas en las mismas tareas de paz. “Soy una guerrillera convencida, optimista con el proceso de paz para Colombia”. Así arrancó nuestra conversación".

    Comandante fariana: “Los acuerdos tienen impronta de mujer”

  • Costureras del 85, una historia de lucha tras sismo en México

    México recordaba este martes 32 años del terremoto ocurrido en 1985, una tragedia que evidenció las precarias condiciones en las que trabajaban las obreras del vestido.

    La angustia y los recuerdos reviven en Alejandra Martínez luego de 32 años del terremoto en México que dejó miles de muertos, un episodio trágico que sorprendió de nuevo a los mexicanos este martes a las 13H14 hora local.

    La mañana del 19 de septiembre de 1985, Alejandra salió de su casa en Tasqueña (sur de la Ciudad de México) y ya no pudo tomar el metro para ir a su trabajo.

    "Nunca me imaginé todo lo que había pasado", dijo a Milenio Alejandra, actual secretaria general del Sindicato Nacional de la Industria y la Confección 19 de Septiembre.

    Aquella joven de 27 años no lo pensó mucho y se fue caminando por miedo a su jefe y los descuentos por los retardos.

    LEER MAS --> https://www.telesurtv.net/news/Costureras-del-85-una-historia-de-lucha-tras-el-terremoto-en-Mexico-20170920-0064.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

  • Críticas al tratamiento que los medios hacen de la violencia machista: “El lenguaje no es inocente”

    “Consideramos necesario hacer un llamamiento al personal de los medios de comunicación para que conozca o se formen sobre las leyes de violencia de género, que señalan que la razón de la violencia machista es una manifestación de las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres que ha llevado a la dominación y discriminación de las mujeres por parte de los hombres; que no fraccionen las noticias (hoy una mujer asesinada, mañana otra...) sino que enriquezcan el discurso haciendo un análisis de la raíz del problema; que la perspectiva de género se implante

  • De la crónica de Lizeth y su Colombia triste

    Hace unos días llegó a mis manos un texto escrito por Lizeth, una joven guerrillera colombiana de las FARC. Podría resumir este texto que escribo con dos o tres frases adornadas, pero no. No lo merece Lizeth ni los niños marginados de esta nuestra tierra ultrajada, y voy a explicar aquí por qué

  • De motetes y otros bichos

    Donde sea que se encuentren las guerreras farianas, en las montañas, campos y poblaciones de Colombia, son innumerables los obstáculos a superar, obstáculos propios de la naturaleza que nos rodea y de la vida nómada impuesta por la guerra. Quiero compartir algunos de estos episodios cotidianos que en su momento me impactaron y lo siguen haciendo después del tiempo.

    Cada una de nosotras somos historias vivas, acumuladas de todas nuestras

  • De una fariana a su familia

    Las guerrilleras de las FARC-EP, hemos tomado la decisión de transformar nuestra sociedad con valentía, abnegación y modestia. Estar en las filas farianas implica sacrificios, ejemplo: estar a cientos de kilómetros de nuestras familias y seres queridos, pero como combatientes hacemos entrega de todo, hasta de nuestra vida si fuese necesario, por defender la causa de los oprimidos.

    Un día, recuerdo que llamé a mi casa y me contestó mi hermana, me dijo:

  • Del fusil a los tacones

    En agosto de 2012,en un campamento en las montañas de Colombia, sentada frente al computador redactando un plan de estudio, escucho el ruido del avión explorador que interrumpe la cotidianidad y la concentración, rápidamente tomo mí fusil y me atrinchero, junto al grupo antiaéreo. Uff! Afortunadamente solo fue un sobre vuelo. Retornó la calma y seguimos estudiando los temas de paz.

    La concentración de nuevo se interrumpe por el llamado que me hacen...

  • Duele cuando se arrebata la vida

    Honor y gloria a las mártires de Guapi!

    Los sentimientos de profundo dolor y vacío afloran en nosotros y nosotras, tras la muerte de tantos camaradas en el aleve bombardeo ocurrido en Guapi, con quienes hemos compartimos momentos muy difíciles, de mucho sacrificio, pero también buenos y entrañables.

    Conozco de ellos su entrega y compromisos con nuestra causa; sus

  • El camino de mi vida

    Organizando papeles encontré este relato de Olivia, una camarada de origen urbano, que cuenta parte de su infancia y adolescencia hasta que llega a la guerrilla, así que me permito compartirlo con ustedes:

    “Un día de mayo por allá en 1977, asomada a la ventana de mi casa, veía llover a cántaros cuando, con mis 14 años, me entró la necesidad de cambiar mi vida. Ensimismada, miraba caer las gotas y pensaba qué hacer con mi existencia. Reflexionaba sobre los maltratos en las parejas, a...

  • El hijo de Sonia la guerrillera

    Una mañana fresca, me encontraba sentada en una vieja quilla a orillas del río Mecaya, escuchando con atención la historia que contaba Jorge Tavarich, un guerrillero del Bloque Sur quien antes de ingresar a las FARC-EP  compartió su cuarto con un bebe, hijo de una guerrillera de la columna Teófilo Forero.
       
    Las cejas pobladas de Tavarich, se levantaban con frecuencia y todo su rostro hacía gestos muy expresivos y oportunos en el trascurso de su anécdota, la narraba de una forma espectacular.

  • El liderazgo que deberíamos intentar imitar

    Los hombres grandes son sencillos, seguros de sí mismos y respetuosos con los demás. Saben conducir. Hay que ser como Manuel o por lo menos intentar serlo en un mundo tan confuso y tan vacío de contenido, donde predominan los liderazgos de papel.

    LEER MAS AQUÍ---> http://www.semanariovoz.com/2016/10/18/el-liderazgo-que-deberiamos-intentar-imitar/

  • EL MAYOR PROYECTO POLITICO ES LA VIDA

    Desconcierto, rabia, indignación y profundo dolor ha causado la reciente masacre contra el campesinado en Tumaco, resultado de la violencia estatal que por siglos ha caracterizado el régimen colombiano y que a pesar de haber firmado un histórico acuerdo de Paz insiste en utilizar la violencia descarnada contra toda expresión de protesta. Esta vez fue una comunidad campesina cocalera, defendiendo su vida y territorio que son amenazados por las erradicaciones forzosas.

    Es más que absurda la respuesta de la fuerza pública a las justas demandas de la comunidad, mucho más cuando el acuerdo de Paz contiene un punto específico sobre cultivos de uso ilícito en el que se establece la sustitución voluntaria y concertada como alivio social y económico para las familias que se vieron obligadas a cultivar esos productos para subsistir.

    Lo hemos advertido muchas veces, los obstáculos a la implementación de los acuerdos que retrasan los tiempos e incluso pretenden cambiar lo signado en ellos, generan no solo incertidumbres y desconfianzas, sino que profundizan los conflictos que se viven en las regiones que son múltiples y variados de acuerdo a las realidades territoriales.

    Una acertada implementación requiere compromiso de todas las instituciones estatales para adecuarse al enorme reto de la construcción de la paz.

    La esencia del acuerdo no consiste simplemente en que una organización haga dejación de armas, sino que la sociedad entera transite hacia un nuevo momento en el que la diferencias no se resuelvan a través del uso de la violencia en ningún caso y para esto la fuerza pública debe ser protagonista en su función de defensa de la población, nunca amenazándola y mucho menos disparando contra ella sus armas, las armas del Estado.

    Por eso no basta con solidarizarse, es necesario exigir que cesen las hostilidades y ataques a la población que por medio de la protesta manifiesta sus inquietudes y defiende sus derechos, según las cifras de las organizaciones de Derechos Humanos, en lo corrido de este año van 117 homicidios en contra de lideres, lideresas y defensores de Derechos Humanos, sumado a los 18 militantes de nuestro partido FARC asesinados y 11 de sus familiares.

    Definitivamente se requieren medidas urgentes y coherentes con las esperanza de Paz de la mayorías de nuestro país, respetar la integralidad de los acuerdos y con ellos avanzar en el camino de la reconciliación que no es otra cosa que un proceso de toda la sociedad unida en torno al mayor proyecto político que es: La Vida.

  • El patriarcado al desnudo: Tres feministas materialistas

    Las feministas Ochy Curiel y Jules Falquet pertenecen al Colectivo Brecha Lésbica, que, desde una visión internacionalista, busca las solidaridades políticas entre mujeres y lesbianas del mundo, con pensamiento y acción que enfrenta el sexismo, el racismo, el clasismo y la heterosexualidad obligatoria, crítica y radicalmente.

     

  • El profesor que eliminó los embarazos adolescentes

    Luis Miguel Bermúdez, docente del colegio Gerardo Paredes, en Bogotá, diseñó un currículo de educación sexual que logró reducir a cero el número de embarazos en la institución, donde 70 niñas solían dar a luz cada año.

  • El significado de mi lucha

    Para mí, ingresar a la FARC-EP es motivo de gran orgullo, es el mejor camino que podemos escoger todas y todos los que queremos luchar por un cambio social.

    Aquí me he capacitado en todos los aspectos, he entendido la realidad de la vida, que nos permite conocer todas las injusticias que hacen pobre a nuestro pueblo. Aprendí que no es cierto que deban existir ricos y pobres; todo lo contrario, Colombia es un país con riquezas naturales suficientes para que nadie se muera de hambre, para que la infancia estudie en vez de trabajar, para que todos tengan vivienda, salud, educación y trabajo, en condiciones de dignidad.

  • El tiempo entre costuras

    La escritora Española María Dueñas se dio a conocer en 2009 con su obra El tiempo entre costuras . Muchas personas se han enamorado de la historia de Sira Quiroga, que avanza entre los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos a los enclaves coloniales del norte de Africa, el Madrid Pro Aleman de la pots guerra y a una Lisboa llena de espías y refugiados.