Cultura

  • El profesor que eliminó los embarazos adolescentes

    Luis Miguel Bermúdez, docente del colegio Gerardo Paredes, en Bogotá, diseñó un currículo de educación sexual que logró reducir a cero el número de embarazos en la institución, donde 70 niñas solían dar a luz cada año.

  • El tiempo entre costuras

    La escritora Española María Dueñas se dio a conocer en 2009 con su obra El tiempo entre costuras . Muchas personas se han enamorado de la historia de Sira Quiroga, que avanza entre los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos a los enclaves coloniales del norte de Africa, el Madrid Pro Aleman de la pots guerra y a una Lisboa llena de espías y refugiados.

     

  • El tráfico de mujeres: notas sobre la “economía política” del sexo

    Este ensayo, escrito por la antropóloga estadounidense Gayle Rubin, a decir de la feminista Maitena Monroy:

    “...Trata de descubrir los mecanismos histórico-sociales por los que el género y la heterosexualidad obligatoria son producidos, y las mujeres son relegadas a una posición secundaria en las relaciones humanas.

  • Entre espejos y cóndores a 60 años del voto femenino en Colombia

    Lo que han hecho las organizaciones de mujeres, su capacidad para trabajar en silencio y hacer que los derechos sean realmente humanos, son historias que nos debemos como latinoamericanos y que deberíamos contarle más a nuestros niños y niñas. Comencé a aprender de historia y de política cuando las turbulencias de la operación Cóndor apenas se aplacaban, dejando a su paso países marcados por la sangre, el dolor, la muerte y las desapariciones, épocas que dejaron abiertas grandes heridas que apenas hoy podemos empezar a sanar, y donde la historia tiene versiones que debemos escuchar. De aquellos aprendizajes recuerdo con fervor los emotivos movimientos en los que las mujeres se hicieron públicas y políticas, movidas por el amor y la necesidad de recuperar a los seres queridos que habían desaparecido o habían sido asesinados en medio de tanta guerra. Siguiendo sus caminos encuentro que lo público siempre ha sido para las mujeres una lucha, una en la que siempre han estado aunque su voz y su voto no siempre hayan sido escuchados, pues se asumía que lo público es masculino y lo privado –la casa, la intimidad y el silencio–, femenino.

    María de la Cruz Toledo

    fundadora del segundo partido feminista de Chile, creado para luchar por el derecho al voto de las mujeres en este país, decía a viva voz en su manifiesto: “nosotras no somos ni de derecha ni de izquierda. Los hombres se dividen por las ideas, nosotras nos uniremos por el sentimiento”. Este sentimiento siempre estuvo ligado a un cambio social profundo.

    La exclusión, fue una de las ideas base de los estados hasta muy entrado el siglo XX en América Latina; las mujeres, los indígenas, las clases proletarias, los iletrados, los negros, todo aquél que se saliera del esquema heredado por los europeos, cuyas ideas conquistaron mucho más que nuestras tierras, estaría por fuera de lo público, y la lucha de las mujeres abarcaría no sólo un sexo, sino más bien a esa mayoría de la sociedad que no era reconocido por los estados.

    Luchas silenciosas y hechas a gritos, luchas públicas y privadas, luchas perdidas y ganadas, pequeñas luchas que han hecho grandes cambios, grandes mujeres que se han silenciado en la historia.

    Eva Perón. Argentina

    Alicia Moreau de Justo nació en Londres, pero a los cinco años llegó a Argentina. Fue médica y política, destacada por sus ideas socialistas y feministas. Adelantó importantes causas de protección de los derechos a las mujeres al fundar en 1918 la Unión Feminista Nacional, y en 1932 elaboró un proyecto de ley que establecía el sufragio femenino, aunque esta idea solo se concretaría en 1947 con la llegada de Eva Perón.

    Tras promulgar la ley, el 23 de septiembre de 1947, el presidente Perón le entregó el documento a Eva, quien celebró el acontecimiento con un histórico discurso transmitido por la cadena nacional argentina de la época. La inolvidable y polémica Eva Duarte de Perón genera hoy tantas dudas como certezas, pues algunos dudan del papel que jugó en el derecho al voto femenino, pero sabemos también que siempre se expresó públicamente a favor de los derechos de las mujeres y que fue una de las promotoras del proyecto de ley que presentó el peronismo antes de permitir a las mujeres este derecho.

    En 1951 la imagen de Duarte de Perón votando por primera vez desde su cama simbolizaría para la eternidad el papel que jugó Evita en la obtención del voto femenino.

    Se dice que la primera vez fue en Uruguay, pero hay otra primera vez, en silencio... una historia que tuvo lugar en Santander, Colombia, pero esa es otra historia.

  • Entrevista a María Teresa Ruiz, la primera mujer que preside la Academia Chilena de Ciencias

    La Historia es Nuestra: Premiada astrónoma revela historias de niños, mujeres y ciencia

  • Esther Díaz Llanillo, una mujer para no olvidar

     La narradora, bibliotecóloga y ensayista cubana Esther Díaz Llanillo, nació en La Habana el 2 de diciembre de 1934.

  • Fariana y futbolera

    No cabe duda que poco a poco la sociedad ha ido cambiando los estereotipos definidos artificialmente para hombres y mujeres. No cabe duda que el futbol ha dejado de ser un deporte en el que participen solamente hombres para abrirse cada vez más a que las mujeres puedan tener sueños propios y esfuerzos dedicados a ingresar al mundo del, por muchos considerado, “deporte masculino”.

  • Farianas, la vida política las espera

    Son múltiples las motivaciones por las que las mujeres decidieron marchar al monte. Un camino difícil, arduo, con grandes dificultades, pero que resolvía una pregunta acerca de sus convicciones políticas para un cambio. Otras lo hicieron siguiendo los pasos de un amor, unas cuantas por razones económicas, no faltaron quienes huían del patriarcado o buscaban su libertad.

  • Feminismos desde la ZTVN Jacobo Arango

    Nos preparábamos para las 17 horas de camino que teníamos de Bogotá hacia la Zona Veredal Transitoria de Normalización “Jacobo Arango” en Dadeiba, Antioquía. Emocionadas, cargadas de dudas, materiales de colegio y hasta libros. Nunca desde hace años que decidí hacer esto, me había sentido tan ansiosa.

    ¡Feminismo y género! De eso íbamos a hablar, debatir y estudiar 3 mujeres bogotanas con 147 guerrilleros y guerrilleras del occidente de Colombia. No podía dejar de pensar en mis primeros años en la universidad que planteaba la necesidad de pensar la guerra, la paz y el país con gafas feministas. Ese viaje represento para mí tanta satisfacción. Eran las FARC-EP quienes con nosotras, unas simples, pero entregadas feministas, discutirían el tema del que tanto nos cohibían. Encontramos sonrisas, miradas curiosas, dudas, muchas preguntas, encontramos ganas inmensas de descubrir.

  • Festival “Calzones y Razones” En la Universidad Distrital Francisco José de Caldas

    Imagen 1

    El 25 de abril, en la sede La Macarena de la Universidad Distrital se realizó el festival Calzones y Razones que contó con la compañía de Isabella Sanroque, guerrillera y feminista y varios colectivos de mujeres de la ciudad.

    Este festival se piensa como un espacio amplio, que tiene como objetivo nutrir las discusiones frente al tema de género y diversidades en el espacio educativo. Alejandra García, perteneciente a la Red Gonzalo Bravo Pérez de la FEU expresa que las actividades propuestas por "Calzones y Razones" se desarrollan en la Universidad Distrital debido a la necesidad de hablar de violencia de género dentro de la misma academia. Este proyecto busca ser un referente dentro de la Universidad para que todas aquellas mujeres que sientan que han sido violentadas tomen la iniciativa de denunciar estos abusos presentes en la institución y así accionar entre todos y todas para contrarrestar esta problemática que atraviesan varias universidades.Imagen 3 copia

    “La Red Gonzalo Bravo Pérez y las mujeres de la Universidad Distrital exigimos una academia libre de acoso y cualquier tipo de violencia, y en cuanto a la coyuntura nacional le exigimos al gobierno la pronta implementación de los acuerdos de paz con un enfoque de género, que nos permita construir entre todos y todas la nueva Colombia, una Colombia diversa, amplia e incluyente, del tamaño de nuestros sueños”.Imagen 2

  • Galeano y su pluma inmortal

    Un hombre que sembró de rebeldía Nuestra América.

    Mujer fariana lamenta profundamente la muerte física del compañero Eduardo Galeano. Su labor militante como escritor e intelectual hace parte del patrimonio de los pueblos de Nuestra América y como tal continuará despertando conciencias y forjando la crítica necesaria.

  • García Lorca: Verdades, letras y mujeres

    “En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.”

    En el pasado mes de abril se publicó el informe policial, redactado durante el Franquismo por un agente no identificado que da cuenta del asesinato de Federico García Lorca. Dicho informe corrobora la culpabilidad del régimen franquista en el fusilamiento del poeta y dramaturgo español.

    García  Lorca, autor de obras literarias con un altísimo reconocimiento...

  • Haydée Santamaría Cuadrado

    Un revolucionario tiene que tener condición humana...

    Yeyé nació el 30 de diciembre de 1923 en el Central azucarero “Constancia” (que es hoy el “Abel Santamaría”), ubicado en Encrucijada, Las Villas, provincia del centro de Cuba. Sus padres eran españoles que habían llegado a la Isla de pequeños, se casaron y tuvieron cinco hijos: dos varones y tres hembras, Haydée era la mayor. Allí asistió a una escuelita rural propia de la zona, y luego de terminar estudios primarios ingresó a la Escuela de Enfermeras, pero no terminó su formación.

  • Homenaje a Manuel Marulanda Vélez

    En Génova, Quindío, cuando todavía era el viejo Caldas, nace Pedro Antonio Marín, su padre asegura que fue el 12 de mayo de 1928. El mismo Pedro Antonio dice “Mire, yo nací no sé propiamente la fecha, el mes si lo sé, mayo de 1930”. Una confusión que nunca se aclaró.

  • Jineologî (ciencia de mujeres): sabiduría para la liberación

    La Jineologî presupone un cambio radical en el modo de leer el universo, en una cosmovisión otra, es un cambio de paradigma. La primera vez que esta palabra aparece en algún tipo de registro es en 2003, en el texto Sociología de la Libertad, de Abdullah Öcalan. Allí, el líder del Movimiento de Liberación Kurdo, se refiere a ella para expresar la necesidad de una ciencia de mujeres como base fundamental para una sociedad libre, igualitaria y democrática, donde el Confederalismo Democrático -sistema social basado en la liberación de los géneros y la ecología-, fuera posible.

    El término Jineologî está compuesto de la palabra kurda "jîn" que significa mujer y proviene de la raíz "jiyan" (vida) y el sufijo "-ologî", que proviene del griego y puede designarse como logos, ciencia, estudio. Por lo cual, podríamos traducir la palabra Jineologî como ciencia de mujeres.

  • La bolchevique enamorada

    La novela “La bolchevique enamorada” nos acerca a las contradicciones en el amor de Vassilissa, una joven bolchevique y Volodya, un atractivo anarquista. Amor y compromiso con el pueblo y la revolución serán los principales temas de este libro, que la crítica literaria ha tildado varias veces de autobiográfico.

     

  • La educación con enfoque de género como herramienta de paz

    El proceso de DDR (Desmovilización, Desarme y Reintegración) de las Farc está acompañado de distintos escenarios de acción que buscan llevar cabo este proceso de una manera exitosa para las y los guerrilleros que hoy están a la espera de varios elementos y derechos adquiridos en el acuerdo de paz. La educación es una de las principales.

    La Resolución 1325 del consejo de seguridad de Naciones Unidas, que recomienda a los Estados garantizar la participación de las mujeres, en condiciones de igualdad, en la prevención y solución de los conflictos y en la consolidación y el mantenimiento de la paz, hace explicita referencia a la importancia de la educación especificamente con enfoque de género para una reincorporación exitosa, sobretodo de las mujeres quienes han estado históricamente sometidas a un modelo patriarcal que las subvalora y las oprime.

    Es desde este escenario donde se puede materializar el empoderamiento de las mujeres que por más de una década pertenecieron en la guerrilla, permitir que se hagan efectivas todas las medidas de género que trae consigo el Acuerdo Final y garantizar en el proceso de pos acuerdo una mirada transversal de las mujeres desde los escenarios públicos y privados.

    En doce Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) se está llevando a cabo un Diplomado en Formador de formadores/as y promotores/as de prevención de violencias basadas en género con el fin de brindar herramientas conceptuales y prácticas a mujeres y hombres ex combatientes acerca de los derechos y las rutas existentes para erradicar estas violencias haciendo énfasis en generar réplicas y estrategias diseñadas por y para ellas y ellos en los escenarios donde viven e interactuan. Este diplomado cuenta con el apoyo de la Embajada de Suecia, la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), la CSIVI, y la Universidad Nacional de Colombia.

    Este escenario de acción ha representado un espacio de aprendizaje y motivación para las mujeres. Heidy, integrante del ETCR Mariana Paéz, Mesetas, siente que estas oportunidades les dan herramientas para su vida cotidiana y política en medio de los múltiples incumplimientos que han tenido por parte del gobierno en estos temas quien prioriza cursos de peluqueria o cocina antes que formación en derechos para las mujeres.

    La validación de la primaria y el bachillerato, este diplomado y otros cursos que se estan dictando en distintas zonas permiten que las mujeres en la realidad puedan ser sujetas de derechos y ser promotoras en la defensa de otros derechos vulnerados a toda la población en el país.

  • La Isla del Castigo: "Me dejaron allí para morir por haber quedado embarazada cuando tenía 12 años"

    En partes de Uganda, en África, las jóvenes que no estaban casadas y quedaban embarazadas solían ser una vergüenza para sus familias. Por ello se les llevaba a una pequeña isla para que allí murieran. Las que tenían suerte eran rescatadas. Una de ellas aún está viva y la corresponsal de la BBC, Patience Atuhaire, le siguió la pista para que nos contara su historia.

  • La montaña y sus colores

    Inti Maleywua

    Inti Maleywa es una joven guerrillera, que ha entremezclado sus convicciones, sus luchas, con el color y la expresividad de la naturaleza que acoge sus pasos de revolucionaria en las selvas colombianas.

    Las injusticias cometidas por el Estado contra el pueblo colombiano y la necesidad de la construcción de una sociedad más digna, libre y en paz con justicia social, motivaron su ingreso a las FARC-EP. Encuentra en el arte una forma de ilustrar la realidad del país y el imaginario de nuestra organización, combinado con flores, animales, montañas...

  • La mujer habitada

    Una historia de resistencia nos entrega la escritora y feminista nicaragüense Gioconda Belli. Lavinia, la protagonista de esta novela, se revela contra la tradición masculina que la domina y decide participar activamente en sucesos que transforman la sociedad. Luego de estudiar arquitectura en Europa, su perspectiva de la vida ha cambiado totalmente. Estimulada por la fuerza del amor se adentra en la lucha contra la dictadura de Somoza.